Echan de una universidad a un expanelista de 6-7-8 por violencia de género

El docente y politólogo Dante Palma fue cesanteado de su cargo como profesor de la Universida

No tan distintos: revelan que la diferencia genética entre humanos es ínfima

Un estudio dado a conocer este lunes sobre el material genético de más de 100.000 espe

Habrá hasta un 30% de descuentos en micros de larga distancia

“Este descuento se da a través de una plataforma nacional, que se llama viajar.tour.ar, es un acuerdo entre el Instituto de Turismo de la Nación, …

Articulo Original: http://feeds.feedblitz.com/~/547312274/0/holaparis

B de Batad (Banaue)

¡Hola, familia!

Aquí empieza el primero de los capítulos que voy a dedicar a estos días que he pasado viajando con mi hermano, o como dicen los modernos de Instagram, de #siblingcation.

En esta serie de artículos incluiré bastantes detalles, por si acaso algún día vosotros mismos viajáis a Filipinas y queréis tener el itinerario y los precios a mano. Ya sabéis que Tripadvisor es mi segundo nombre y que me encanta ayudaros, sobre todo si tiene que ver con viajes.

Contexto

En un principio habíamos descartado completamente la idea de Banaue porque nuestros padres iban a venir con nosotros, y cuando les comenté que la única forma que veía de llegar era en bus de noche, mis padres, señores jubilados y de una cierta edad, pusieron una cara más o menos así:

disgusted stephen colbert GIF-downsized_large.gif

Por desgracia, nuestros padres tuvieron que cancelar el viaje. Ahí fue cuando mi hermano me preguntó: “¿Y si vamos tú y yo?”. Estudié las posibilidades y el único momento en el que podíamos ir era… cuatro horas después de que aterrizara, un sábado por la tarde. Rezaríamos por que su avión no llegara tarde, nos meteríamos en un Uber, iríamos a mi casa, dejaríamos las maletas, con el mismo Uber iríamos a la estación de Cubao y de allí pillaríamos el bus de noche. Viajaríamos durante la noche del sábado al domingo, pasaríamos el día del domingo y volveríamos por la tarde. La llegada estaba prevista para el lunes a las 2 de la mañana. Ese mismo día yo iría a trabajar con mis dos ovarios y unas ojeras de oso panda. Pero a nosotros la palabra “locura” nunca nos ha dado miedo.

how i met your mother challenge GIF by hoppip-downsized_large.gif

Viaje de ida: de Ciudad Quezón a Banaue

Viajábamos con la compañía CodaLines, y a la ida íbamos en el bus Super Deluxe. Que el nombre no os engañe: es simplemente un bus de estándar europeo. Es Super Deluxe para los filipinos, claro está, pero para nosotros es el bus de ir al cole. A la vuelta teníamos un bus más normal y descubrimos que prácticamente la única diferencia era que había un baño dentro del autobús. Igualmente, el bus para regularmente en varias gasolineras, así que aunque recomiendo el Super Deluxe, no os preocupéis si por lo que sea tenéis que coger el bus de los plebeyos.

El viaje en bus en sí no fue un infierno si dejamos de lado el hecho de que alguien decidió que un lugar cerrado como aquel es el mejor lugar para quitarse los calcetines y tumbarse con los pies al aire. Me río yo del Channel n.º 5, la eau de pinrel sí que tiene un olor que te deja abobao.

season 2 bad smell GIF by truTV’s Adam Ruins Everything-downsized_large.gif

Otra cosa que veréis a menudo en los buses filipinos es que de vez en cuando el bus se va parando, suben señores filipinos que se sientan en el pasillo o se quedan de pie, y tras un tiempo de viaje el bus los suelta en medio de la nada. Uno de estos señores filipinos se sentó a mi lado en el pasillo y parece que me vio cara de almohada, porque lo tuve media noche dormido en el brazo derecho. Yo de vez en cuando lo movía con gestos que intentaban ser diplomáticos pero decían claramente que me tenía hasta el chimi, pero no, el filipino estaba completamente roque. Quiero creer que me he ganado el cielo solo por haberle hecho de almohada a este pobre hombre.

Llegada a Banaue

Como buenos miembros de la generación más preparada de la historia de España, vinimos a Banaue sin habernos preparado una mierda el viaje, “Bueno, pues aquí se viene a ver campos de arroz, pero ¿ahora qué?”.

cary grant shrug GIF by Warner Archive-downsized_large.gif

Llegamos a las 5 de la mañana, y por segunda vez desde que llegué aquí en enero, me asaltó aquella sensación desconocida, ya casi extraña para mi cuerpo: el frío. Sabía que podía prever su presencia en los autobuses, aviones y cines filipinos, debido a la adoración que profesan los filipinos por el aire acondicionado a niveles siberianos, pero era la segunda vez desde que había llegado a este país que tenía frío fuera, en la calle. Y es que Banaue está en la provincia de Ifugao, en el norte del país, y al estar en las montañas la temperatura no es para nada la misma que en Manila. Pero tranquilos, conforme se va haciendo de día las temperaturas vuelven a ser filipinas. Así que llevaos una mantita para el bus y quizás una rebequita para la mañana, pero id en tirantes o manga corta debajo.

El bus nos deja en la oficina de turismo. Aunque son las 5 de la mañana ya está abierta, así que pagamos la tasa turística de 50 pesos y nos dirigimos hacia el kuya de la recepción para que nos cuente un poco de qué va esto. Y en la cola, de repente oigo:

—Perquè… on estem ara?

Para mí, escuchar catalán en medio de un pueblo perdido en medio de la pampa filipina más remota fue como un bocado metafórico a la magdalena de Proust. Reconozco que antes de vivir en Barcelona no le tenía especial apego, pero ahora el catalán es para mí la banda sonora de los afterwork de mojitos con los compañeros, las cervezas con los amigos en cualquier bar de Barcelona, las calçotadas y los fines de semana de casa rural con mi pandilla o simplemente en mi antiguo piso limpiando o cocinando con la RAC105.

oprah winfrey GIF-downsized_large.gif

Así que obviamente tardé cero coma en girarme y querer hacerme amiga de estos chicos.

—Estamos donde está el punto amarillo ese en el mapa, allí a la izquierda.

A veces tengo complejo de perro de Up, para qué mentir.

Por suerte se trataba de dos chicos sociables que en vez de juzgarme por interrumpir su conversación decidieron seguir dándome palique. Ella se llamaba E. y él, L., y eran una pareja de la edad de mi hermano viajando por Filipinas tres semanas. Enseguida nos hicimos amigos, y me alegro, porque fueron lo mejor que nos pasó en el viaje. Fue E. quien nos explicó que lo que más valía la pena ver en Banaue era Batad, el pueblecito que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, así como unas cascadas que había por la zona. Ellos mismos viajaban en esa dirección y nos ofrecieron unirnos a ellos, a lo cual accedimos enseguida.

Los triciclos oficiales del gobierno local tenían unos precios abusivos — unos 1500 PHP al día, creo recordar—, así que salimos de la oficina, caminamos unos metros y paramos a los primeros conductores de triciclos que vimos. E., con mucho arte, estuvo regateando con el conductor mientras su novio, mi hermano y yo nos mirábamos y asentíamos con una seguridad fingida.

Al final logramos sacar el viaje a Batad por 400 PHP la ida, así que mi hermano y yo, que volvíamos aquella misma tarde, pagaríamos 800. Más tarde decidimos pedirle que nos llevara también al mirador, por lo que acordamos darle 1000 PHP por llevarnos durante todo el día. Claramente este es un precio de turistas y podríamos haberlo sacado más barato, pero mira, en comunidades tan pobres no me importa dejarme tangar. 1000 PHP son poco más de 15 euros, y lo que para nosotros dos sería una diferencia de 5 euros puede venirles estupendamente a ellos y a sus familias.

Viaje en triciclo hasta Batad

Era la primera vez que mi hermano viajaba en triciclo y estaba alucinado. Para los que no sabéis bien lo que es, se trata de una moto a la que unos señores chatarreros han soldado un asiento lateral y, alrededor, la parte de delante y la de detrás de una antigua carcasa de coche para que no te dé el sol o la lluvia. Una oda a la seguridad, vamos.

IMG-20180319-WA0013.jpg

De camino pudimos ver cómo amanecía entre la niebla y poco a poco fuimos viendo los primeros campos de arroz.

20180318_061218.jpg

La llegada a la entrada de Batad fue bastante graciosa

Al cabo de unos 40 minutos por una carrera bien asfaltada (se nota que el turismo trae dinero a la región), aunque llena de curvas y pendientes o bajadas en las que pensamos que la moto no daría más de sí, el kuya se paró cerca de unas casas.

—A partir de aquí tenéis que bajar andando. Se tarda unos 20 minutos en llegar a Batad.

La entrada a Batad es una puta broma porque tú llegas y simplemente la carretera se acaba. Punto. A tu izquierda hay una montaña, a tu derecha una bajada donde empieza a crecer la selva y delante de ti hay una montaña de tierra. Y ya está. Y al cabo de unos minutos dando vueltas, unos excursionistas que nos vieron tan perdidos nos señalaron el sendero. Por lo visto, lo que tienes que hacer es ir hasta el final y ahí, de repente, a la derecha, ves cómo empieza a bajar un sendero escondidísimo, como veis en mi maravillosa imagen de archivo.

path to batad.PNG

Ni los pueblos indígenas de La ciudad de las bestias se escondían tan bien, macho.

Así que empezamos a bajar por un sendero que tiene de todo menos garantías de seguridad, porque es estrechito y estás entre la montaña y la caída a la selva. En un momento dado mi hermano resbaló y comentó entre risas:

—Ay, estas zapatillas, qué mal agarre tienen.

Como llovido del cielo, llegó detrás de nosotros un filipino cargado con un palo en cuyos extremos llevaba dos cestas llenas hasta los topes de refrescos y cervezas, y ni corto ni perezoso, pasó por exactamente el mismo lugar con sus chanclas de dedo, dejándonos boquiabiertos.

shocked jaw drop GIF-downsized_large.gif

—No volveré a quejarme del agarre de las zapatillas nunca más —musitó mi hermano.

Nuestra segunda sorpresa en el camino a Batad fue la presencia de un cerdo COLOSAL, tumbado en medio del sendero, al que curiosamente tardamos mucho en ver, hasta que de un ronquido nos pegó un susto de muerte. Desgraciadamente, E. y L. lo vieron pasar más tarde… cortado en tres pedazos y colgado de un palo llevado entre varios filipinos. Descansa en paz, cerdito. Habrás dado para muchos sinigangs y habrás hecho feliz a mucha gente.

Aviso a navegantes perezosos: El camino hasta Batad y, una vez llegas, a través de Batad requiere de un cierto esfuerzo físico. No lo recomiendo para personas mayores o que hagan poco deporte. Yo soy la clase de persona que va al gym una o dos veces por semana pero tampoco se deja la vida en hacer deporte, y aunque aguanté bien la marcha, la subida de todas aquellas escaleras a la vuelta me dejó exhausta. Y no, no hay carretera hasta Batad. Ahí reside la magia de este lugar: está escondido en un valle al que únicamente puedes acceder por senderos de montaña.

En Batad acompañamos a L. y a E. a su albergue, el Lhoren’s Inn, donde mi hermano, que apenas llevaba doce horas en territorio filipino, tuvo la ocasión de descubrir los desayunos típicos de este país, los silogs. Se trata de platos con arroz, un huevo frito y si lo deseas, algún otro ingrediente. Si lleva ternera, o tapa, se llamará tapsilog. Si lleva un perrito caliente, hot dog en inglés, se llamará hotsilog. Si lleva longganisa (los más avispados ya habréis adivinado lo que es), se llamará longsilog. Y así zucecivamente, como dice mi amigo Don Eusebio.

Mi hermano también pudo descubrir los auténticos baños filipinos. Aunque lee este blog y sabía lo que le esperaba, creo que no estaba preparado para semejante choque cultural. Sinceramente, yo ya he dejado de pensar “Nunca he meado en un váter más cutre”, porque cada vez que lo pienso, Filipinas se las apaña para sorprenderme.

miracle on 34th street eye roll GIF-downsized_large.gif

L. y E., que eran un amor, nos permitieron dejar la mayoría de nuestras cosas en su habitación, lo cual agradezco porque hubiera sido bastante más difícil para mí recorrer el camino que nos esperaba con una mochila cargada. De allí partimos hacia las cataratas. Debían de ser las 8 u 8:30 de la mañana.

Viaje a las Tappiyan Falls

Se trata de una excursión de entre 2 y 4 horas ida y vuelta, según lo deportista que seas, el tiempo que te quedes en las cascadas o con cuánta frecuencia te pares a hacer fotos. Lo cual hicimos bastante, porque las vistas eran deslumbrantes.

IMG-20180319-WA0043.jpg

IMG-20180319-WA0018.jpg

IMG-20180319-WA0040.jpg

La ruta hacia las cataratas no es menos física que aquella hacia Batad, y a menudo implica recorrerte los campos de arroz siguiendo su borde exterior (para las personas con vértigo como yo es todo un reto, puesto que el tramo apenas tiene dos palmos de ancho), bajar por rocas ayudándote con las manos y llegado un momento, bajar unas escaleras más largas que un día sin pan. Pero TODO vale la pena en cuanto llegas al mirador y descubres las cataratas. No sé cuánto tiempo nos quedamos allí sentados mirándolas a lo lejos mientras se nos caía la baba del encanto.

20180318_095434.jpg

Sí, ese puntito rojo es una persona. Os hacéis una idea de la altura de la catarata.

Las escaleras no se acababan allí, y poco a poco fuimos bajando hasta el lago de la cascada. Mi hermano, que no le tiene miedo a nada menos a los sablazos de Hacienda, se desvistió y se bañó en el lago. Curiosamente fue entonces cuando todas las filipinas se salieron del agua. “Ni que las fuera a embarazar por wifi”, se excusaba él.

IMG-20180319-WA0034.jpg

Por citar a Jesulín de Ubrique, solo lo puedo describir en dos palabras: im-precionante.

Viaje de vuelta

La vuelta fue un poco más dura porque todas aquellas escaleras que habíamos bajado tan alegremente ahora había que subirlas (qué cosas, eh). Y después de despedirnos de E. y L. en su albergue, mi hermano y yo aún tuvimos que subir todas las escaleras hasta la entrada a Batad, y de allí subir hasta donde nos esperaba nuestro kuya con el triciclo. Por el sendero nos encontramos una mancha rojo oscuro en forma de cerdo que nos confirmó que los filipinos no habían tenido muchas ganas de sacar a nuestro amigo del camino a base de palmaditas en la espalda.

Después de aquella aventura, nuestro kuya nos condujo de vuelta a la ciudad de Banaue y nos llevó a varios miradores a admirar las vistas.

20180318_151215.jpg

20180318_153400.jpg

Veréis que en muchos sitios hay señores vestidos con los trajes indígenas típicos que querrán a toda costa hacerse una foto con vosotros y luego pediros dinero a cambio. Nosotros no queríamos necesariamente una foto con ellos y mucho menos pagar, así que aquí tenéis nuestra obra maestra intentando hacerles una foto disimuladamente:

IMG-20180319-WA0046.jpg

Somos el summum de la discreción.

Aún tuvimos tiempo de merodear por el mercado local —hice probar a mi hermano el pandesal, mi especialidad filipina favorita— e incluso nos dio tiempo a pillar el bus anterior al nuestro, que tenía que pasar a las 5 y media de la tarde, así que como véis, un día puede ser más que suficiente. Llegamos a Manila a las dos y pico de la madrugada. Por suerte, me había podido coger el lunes libre para entonces, y nos fuimos a dormir como dos benditos.


Resumen de los pagos y equivalencia aproximada en euros (con la tasa de cambio de hoy)

  • Bus Super Deluxe: 650 PHP (unos 10 euros)
  • Bus normal: 500 PHP (unos 8 euros)
  • Tasa turística: 50 pesos por persona (78 céntimos)
  • Triciclo en total por el día: 1000 PHP (15,6 euros) pero aquí nos dejamos tangar claramente. Si tenéis un posgrado en regateo, podéis sacar mucho menos.
  • Comida en el Lhoren’s Inn: precios filipinos, alrededor de 200 PHP (3 euros) por plato.
  • Cada pandesal vale 2 pesos (3 céntimos) así que con 8-10 pesos (12-15 céntimos) podéis merendar a gusto.
  • Llegar al mirador de las Tappiya Falls NO TIENE PRECIO.

Espero que si algún día vais vosotros mismos a Banaue vuestra experiencia sea tan mágica e inolvidable como la nuestra. Y ya sabéis, ojo con los cerditos del camino…

¡Hasta pronto, familia!

Campeonatos de Atletismo, Arcadis Great City Games y XX Meeting Internacional de Basauri

Por Casimiro Martínez, Entrenador de atletismo

El atleta afiliado DIEGO SANCHO, de la clase T13 (deficiencia visual leve), del ONCE ARAGÓN y del club INTEC ZOITI de Huesca, ha destacado en las pasadas competiciones internacionales de Manchester y Basauri celebradas del 18 al 20 de mayo.

El viernes pasado día 19 de mayo compitió en Manchester en los Arcadis Great City Games, prueba internacional de gran prestigio, donde han competido estrellas mundiales del atletismo como Usain Bolt o Allison Felix, entre otros. En la ciudad inglesa disputó la carrera de 150 ml, quedando en tercera posición con un registro de 17″33; la prueba la ganó el bicampeón paralímpico el irlandés Jason Smith.

El domingo día 20 de mayo, en el XX Meeting Internacional de Basauri Diego puso la guinda a una semana brillante al ganar la prueba de los 100 ml, parando el crono en 11″31, lo que supone un nuevo Record de España Absoluto de su clase T13 y además es mínima para el Campeonato de Europa Absoluto que se celebrará en Berlín del 20 al 26 de agosto próximos.

En el mismo Meeting de Basauri también compitieron los siguientes atletas aragoneses: Daniel Pemán, David Plou, Paco Campo, Winsdom Ikhiuwu, Victor Campo y Casimiro Martínez. Destacó la segunda posición de Winsdom Ikhiuwu en los 100 ml T13 (con marca personal de 12″26), y la tercera posición de Paco Campo en lanzamiento de peso T12 (con marca personal de 10,79).

Os adjuntamos fotografías de Diego Sancho.

Un cordial saludo.

New York New York

Un destino de película para una familia con niños con muchas ganas de ver mundo y de divertirse.

En un principio tuve mis dudas porque sé que NY ofrece muchas opciones de diversión para los adultos. También para los niños pero mis hijos, de 4 años uno y de 1 añito la otra, me parecían peques para disfrutar de lo que podía ofrecer la ciudad. Sin embargo hay planes para todos los gustos y todas las edades y pudimos disfrutar todos de NY.

También tuvimos dudas con donde hospedarnos durante la estancia. En un principio pensamos en un apartamento en New Jersey ya que era grande comparado con lo que ofrece Manhattan y pensando en que con los niños haríamos vida casera a determinada hora del día. Esta hubiera sido una gran opción para escapar de Manhattan (durante la hora punta un día de calor puede llegar a ser agobiante). Sin embargo cambiamos de opinión y decidimos optar por estar en Midtown para poder desplazarnos a todos los puntos de manera más cómoda. Hubiera preferido a toro pasado hospedarme en Brooklyn o New Jersey. Otra zona que está genial y muy de moda últimamente es la zona de Williamsburg, un barrio al norte de Brooklyn.

Cada una de las atracciones turísticas atrapó desde un principio a mi hijo de 4 años y medio. Subir al Empire State, ver la estatua de la libertad, cruzar el puente de Brooklyn, correr por Central Park, ver las luces en Times Square,  etc.

He de decir que nosotros semanas antes de viajar a NY le estuvimos hablando de la ciudad, leyéndole algún cuento con la temática de la ciudad e incluso le compré un libro de pegatinas con diferentes puntos de interés de la ciudad. El librito lo iba completando en el hotel de NY según iba conociendo la ciudad con lo que interiorizaba la excursión del día y ansiaba conocer lugares nuevos.

A continuación nuestras rutas por NY y como lo íbamos enlazando todo.

  •  Empire State Building. Subir y ver la ciudad desde allí arriba es toda una experiencia. De ese momento es mi foto favorita del viaje. Hay otra opción que es subir al Top of the Rock. Esta opción es buena para poder divisar Manhattan y poder ver incluido el Empire State building. Yo sugiero hacer la visita del Empire State de día y de noche la del Top of the Rock. Ambas vistas, diurna y nocturna, son maravillosas.
  • Ferry para ver la estatua de la libertad. Hay un ferry que va a Staten Island y es gratuito. Se acerca a la estatua sin llevarte a ella. Desde allí los turistas fotografían y se vuelven en el ferry de vuelta. Esto si uno no quiere llegar a pisar la base donde está la estatua de la libertad que también se puede ir claro.
  • Central Park. Lo bonito del parque es disfrutarlo sin prisas y como un neoyorquino más. Nos solíamos comprar la comida antes de entrar para no tener que salir luego. Dentro hacíamos la primera visita obligada al parque que hay cerca de la entrada entre la 6th y la 7th Avenue. Nosotros no fuimos al zoo pero es también un buen plan para ir con los más peques. Esta en la entrada al parque por la 5th Avenue.
  • El museo de ciencias naturales y su cuarto piso dedicado a los dinos es un plan genial para toda la familia.
  • Puente de Brooklyn. Brooklyn Ice Factory. Brooklyn Bridge Park donde hay un barco pirata y un arenero divertidisimo para los peques. Al lado está el Jane’s Carousel pero que solo abría a partir del jueves con lo que no pudo montar. Las vistas de Manhattan son preciosas desde ese lado del puente.
  • Zona WWTC visitando la nueva estación De Santiago Calatrava y pasando por los almacenes outlet 21th century. Se puede encontrar alguna ganga pero lo más probable es que te dejes llevar por el consumismo y pierdas un buen tiempo en la ciudad de los rascacielos. Yo entre un día que llovía con lo que no me sentí del todo culpable. Además mi marido con los peques me estuvieron esperando en el Starbucks que hay en frente. Me centre en gafas de sol, ropa interior y me compre una cartera pues la mia se acababa de romper. Si te gustan las marcas, este es el momento de encontrar buenos precios, especialmente en las marcas americanas: Calvin Klein, Tommy, DKNY, Levi’s, etc.
  • Paseo por el Soho. No sin antes parar en el playground de Whasington Square para que los niños tengan su parte de diversión. Después Paseo por la zona de Wall Street y volvimos a llegar a Battery Park para disfrutar un poquito del aire y de las vistas a la estatua de la libertad.
  • Paseo por Tribeca y visita al playground Pier 25 en la zona del Riverside. Esta parte es muy agradable para pasear con los niños y sales un poquito de toda la concentración de gente y de coches.
  • Paseo por Chinatown y Little Italy.
  • Times Square. La atravesábamos cada vez que paseábamos hacia el norte para ir a Central Park. A veces optábamos por cambiar e ir paseando por la 5th Avenue y ver todo el glamour que tiene el último tramo cercano al parque. El resto de la calle no tiene nada más que franquicias que puedes encontrar en cualquier centro comercial o centro de cualquier ciudad.
  • El Rey Leon, Lion King musical en Broadway. Compramos la entrada online con un mes de antelación porque para este musical suelen agotarse. Yo me quede en el hotel con la peque y mi marido fue con nuestro otro hijo de 4 años y disfrutaron un montón. Para este plan si nos vino muy bien estar en midtown Manhattan ya que pudieron ir y volver paseando.
  • De tiendas fuimos poco. No somos grandes consumistas. Simplemente entrábamos en las que nos parecían dignas de visita y que nos podrían gustar a todos como por ejemplo la tienda de la NBA en la quinta avenida o la tienda Lego.

Lo que nos faltó:

Nos hubiera gustado asistir a una misa gospel pero pensé que nuestros hijos eran aún pequeños para ese plan. Así que Harlem quedaría pendiente para un próximo viaje a NY con ellos más mayores. Y subir en helicóptero para ver Manhattan desde arriba es otra atracción turística que no vi adecuada por lo menos para la peque de 1 año y me dio bastante pereza. Teníamos también pendiente ir al museo de los niños de Brooklyn o al de Manhattan pero con todas las paradas en playground que íbamos haciendo durante el día no lo vimos necesario.

Donde comer:

NY está plagada de garitos donde comer así que simplemente hay que ver la opción que más le conviene a cada uno. Nosotros íbamos buscando opciones saludables porque no queríamos abusar del típico ‘fast food’ americano. Lo que más nos gustó fue Hu Kitchen- Food for Humans, un delicioso restaurante orgánico, en la quinta avenida entre la 13th y la 14th (Downtown). Perfecto para un brunch. Luego hay opciones rápidas como Le Pain o Pret-a-manger. En cuanto a los supermercados el mejor sin duda Fairly, donde puedes encontrar una gran cantidad de productos orgánicos y comida para llevar muy buena. también Whole Foods es una buena opción y hay muchos por todo Manhattan.

Viajar al extranjero

Hace unos días hablando con una amiga me comentó que se iba a vivir al extranjero. Ella como buena parte de esa inmensa generación conocida como millennials, en la que me incluyo, ha depositado sus esperanzas de futuro fuera de nuestras fronteras. Por suerte, ha encontrado trabajo relacionado con lo suyo en un pequeño pueblo de la costa escocesa y en menos de un mes estará recorriendo las maravillosas localizaciones de la serie de Outlander.

Poco después, cuando regresaba a casa me invadió la nostalgia y empecé a pensar en aquel tiempo en el que me encontraba en su misma situación. Hace dos años, estaba igual que ella, dubitativa sobre mi futuro y entonces decidí arriesgarme e ir a Alemania para terminar mis estudios. Leer el resto de la entrada »

Crece la falta de monedas y genera trastornos en los pagos cotidianos

“No hay”; “no tenemos”; “te doy un caramelo por el vuelto”;

Viajar a Estados Unidos, cada vez más sencillo

Viajar a Estados Unidos, cada vez más sencillo … por lo que cuando el motivo del viaje es turismo o negocios y el periodo de estancia inferior a 90 …

Articulo Original: http://feeds.feedblitz.com/~/547304264/0/holaparis

“Me hizo un daño irreparable, me arruinó a mí y a mi familia”, el dolor de una víctima de los abusos del cura Ilarraz

Hernán Rausch fue el primer ex seminarista que no pudo con “la cruz” de los abuso