Dificultades para el nuevo aeropuerto Lleida-Alguaire

Después de que se inaugurase el 17 de enero y de que sus aviones empezaran a volar el día 5 del pasado mes de febrero, el aeropuerto de Lleida-Alguaire (ILD), ha iniciado su actividad de forma muy modesta y sin acercarse al alto rendimiento que tiene otro de los secundarios en Catalunya, el de Girona-Costra Brava.

Resultados del primer mes

Según el conseller de Política Territorial i Obres Públiques, Joaquim Nadal, después del primer mes, el aeropuerto de Lleida-Alguaireaeropuerto lleida ILD, funciona con más éxito que muchos otros inaugurados recientemente. El nuevo aeropuerto ha tenido un millar de usuarios que han viajado en la compañía Vueling a París y a Palma de Mallorca. Hasta ahora, la mayoría de vuelos han tenido una media de ocupación del 60%, con más viajes al exterior, que a Lleida.

Se espera que a principios de abril el Lleida-Alguaire cuente con la aerolínea Ryanair para cubrir las líneas a Franckfurt y a Milán. Con la nueva compañía de low cost se prevé el aumento notable de pasajeros. Además, para la próxima temporada de invierno el aeropuerto incorporará vuelos a Gran Bretaña, en especial a Londres.

Ningún operador quiere entrar en el Lleida-Alguaire

Los problemas del aeropuerto empezaron pronto. Antes de finalizar la primera semana después de su inauguración, la Generalitat de Catalunya convocó un concurso para traspasar al sector privado la gestión del nuevo aeropuerto, pero ningún operador presentó una propuesta firme. Ante tal situación de desconfianza por parte de los operadores, Obres Públiques ha decidido que va a reajustar las condiciones establecidas del concurso y, mientras tanto, hasta el segundo trimestre de este año, la Generalitat gestionará directamente el Lleida-Alguaire a través de Aeropuertos de Cataluña.

Sólo tres viajeros de Barcelona, el nuevo aeropuerto no atrae a usuarios de la capital catalana.

El autobús que, en un principio, tenía que hacer ocho viajes a la semana desde el aeropuerto Lleida-Alguaire hasta la estación del Norte de Barcelona, sólo se ha usado en dos ocasiones por tres viajeros según la Conselleria de Política Territorial i Obres Públiques de la Generalitat, gestora de la infraestructura.

La demanda casi nula de este servicio se ha traducido en la cancelación de casi todos los viajes previstos desde la inauguración, el 5 de febrero, hasta la fecha. Actualmente, los autobuses tienen horarios coordinados con los vuelos y no salen si no hay usuarios, así que no representan grandes pérdidas económicas.

Fotografía Flickr: zkvrev

Deja un comentario