¿Cuánta carne comer al día y a la semana?

La carne es un alimento sumamente rico en proteínas y grasas, y aunque la gran mayoría de las carnes tienden a presentar una composición proteica ciertamente similar, lo que las diferencia es la calidad de su grasa.

Se convierte de hecho en una excelente fuente de aminoácidos esenciales y también es rica en vitaminas (sobretodo vitaminas del grupo B), así como en minerales, aunque en menor medida.

car

Teniendo en cuenta que la carne es rica en grasa entre los que predominan los ácidos grasos insaturados, existe cierta controversia en relación a los efectos negativos de una dieta rica en carne para la salud, por un lado, y a cuánta carne debemos comer, por otro.

¿Cuánta carne podemos comer al día?

Muchos nutricionistas consideran que es posible consumir como máximo un filete pequeño de carne cada día, aunque lo cierto es que muchas personas tienden a sobrepasar esta cantidad.

Cuando hablamos de carne no debemos pensar sólo en un filete de carne. También debemos pensar en embutidos, salchichas… las cuales, además, tienen una mayor cantidad de grasa.

Eso sí, debemos tener en cuenta que no es lo mismo consumir carnes blancas que carnes rojas.

¿Cuánta carne podemos comer a la semana?

Lo ideal sería no exceder los 210 gramos semanales de carnes rojas, por lo que lo aconsejable es consumir una ración de carnes rojas solo una vez a la semana. En lo que se refiere a las carnes blancas, lo aconsejable es no superar dos raciones de carnes blancas a la semana.

Cuando nos realizamos un análisis de sangre existen una serie de elementos que se estudian y se analizan de forma rutinaria. Entre estos elementos básicos podemos mencionar sobre todo el colesterol, la glucosa, las transaminasas, la creatinina y el ácido úrico, además de otros elementos que pueden llegar a variar un poco en función de la petición del especialista médico.

En el caso particular del ácido úrico, se convierte en un elemento básico cuyo análisis es fundamental para descubrir si se encuentran valores altos en la sangre o no, dado que en caso de que así fuera y se acumulara en exceso puede dar como resultado la aparición de artritis o gota, al acumularse en el líquido presente en las articulaciones y cursar con inflamación de las articulaciones y dolor, afectando especialmente a los dedos del pie, los tobillos y los pies en general.

Tal y como te explicábamos en una ocasión anterior, se trata de un compuesto químico que nuestro organismo crea cuando se descomponen las purinas (sustancias que encontramos en determinados alimentos que luego son absorbidas por nuestro organismo), las cuales dejan como residuo final el ácido úrico. Por tanto, cuando se tienen unos valores elevados de ácido úrico en la sangre es importantísimo seguir una dieta baja en purinas, teniendo bien presente qué alimentos suben el ácido úrico en la sangre.

Deja un comentario