Como sobrevivir al calor del VERANO en Sevilla

IMG_4106

Sevilla es sin duda un lugar hermoso (especialmente de noviembre a mayo). En la capital andaluza he aprendido montones de cosas y sobre todo he disfrutado de su encanto y simpatía a lo largo de los meses. Sin embargo, cuando se acerca el verano salimos de un lugar tranquilo y encantador para situarnos en lo que yo llamo: La sucursal del infierno.

Temperaturas que oscilan entre 40 y 43 Grados para inicios de junio (es de lejos anormal).  Esto me afecta en demasía, ya que como venezolana puedo presumir de tener un clima privilegiado los 365 días del año. Pero, en fin… Como lo hemos hablado antes, cuando se es inmigrante forzado, sacrificas algunas cosas y te ves obligado a renunciar a ciertos privilegios como el de un clima tropical maravilloso.

Es así como,  por primera vez en la vida le ha tocado a esta wanderlust sobrevivir a más de 40 grados de temperatura en el mes de junio. No lo sé muy bien, pero al parecer el Sahara ha cambiado de localización geográfica para ubicarse por los siguientes 3 meses al sur en la península ibérica… Suerte que durante agosto agarramos maletas para aires menos cálidos.

Pero mientas, aunque Sevilla es el infierno por estos días, igual podamos disfrutar… Por ello, les dejo 8 reglas de doradas para sobrevivir un junio – julio  en Sevilla.

1. Procura tomar mínimo 4 duchas al día.

2. Siempre es buena excusa para salir a por unos zumos de frutas naturales, smoothies, cervecita o  un tinto de verano con los amig@s, aquí en Sevilla todo el mundo adora estar fuera de casa, buscando un poco de fresquito. Por favor, procura que la hora para quedar sea sobre la 9 o 10 p.m. si quieres llegar a tu destino vivo e hidratado.

3. Si como yo, eres vespertina  (tipo Buho), procura levantarte más temprano durante estos días para aprovechar las mañanas y hacer todos los pendientes, incluido el turismo que dejaste para última hora durante el 2017.

4. Todos los lugares con aire acondicionado son bienvenidos, desde el centro comercial, bares, restaurantes, hasta los super-mercados. Nunca pensé que lo diría, pero desde los primeros de junio disfruto muchooo hace las compras de casa, más si paso por la sección de helados y congelados (jejejejeje)

5. Aprende a preparar el famosos gazpacho andaluz y la ensaladilla rusa. A partir de ahora solo platos fríos están permitidos. Con el paso de los días te aseguro le vas agarrando el gustico.

6. No dejes de vivir en y con actitud fitn día a día. El verano no es sinónimo de lanzarte al abandono. Aunque parezca imposible si  se puede hacer algo de ejercicios y mantener una dieta sana (con muchassss frutas). Recuerda este es el mejor momento para hacer gala de la operación bikini 2017, lo cual nos lleva a la regla siete.

7. Sal de Sevilla durante el día, Portugal y sus playas son las mejores opciones (desde ayer mi opción favorita). No hace tanto calor, sus playas son muy lindas, la comida es divina y los costos realmente Bajos.

8. No tengas miedo en apuntarte en planes para menores de 30. Al final la juventud se lleva en el alma y puedes disfrutar infinito de cada oportunidad que te presente la vida. Por ejemplo: Mis amigas y yo nos convertimos en Erasmus +30 durante el 2017 y la hemos pasado genial, especialmente en este últimos mes (aunque les confieso que no hubo nada de excesos, solo una vida de estudiantes medio hippies y medio chic por estas tierras andaluzas).

La vida se trata de seguir y no de quejarnos tanto.
Carpe Diem!

Deja un comentario