Otra prueba del contacto: La tuberculosis

La tuberculosis es actualmente la segunda enfermedad infecciosa más mortífera solo por detrás del SIDA. Se calcula que apareció en los humanos hace unos 6.000 años, y se extendió por todo el mundo. Se han encontrado rastros de tuberculosis en momias egipcias, pero también en momias de la cultura Paracas.

Hasta ahora se dudaba de si los conquistadores españoles habían traído la enfermedad a América causando una catástrofe demográfica, pero ahora sabemos que en algún momento antes de su llegada, desde algún punto del mundo, alguien introdujo la enfermedad varios milenios después de que el hielo glaciar del estrecho de Behring se derritiese y aislara América.

Un grupo de estudio de arqueología genética del Instituto Max Planck, sostiene como única teoría válida la migración de focas portadoras de tuberculosis desde las costas de Africa hasta las costas del Brasil para explicar la aparición de la enfermedad hace por lo menos 2000 años en Perú. Una teoría más sensata sería suponer la existencia de una migración por mar de hace dos o más milenios entre las costas asiáticas y americanas occidentales.

Lo emocionante del estudio, es que la cepa bacteriana americana precolombina está emparentada con una cepa muy antigua africana que finalmente se extendió por todos los continentes, pero que fue mutando hasta diferenciarse mucho de la TB americana. Esto hace pensar que algún día gracias a la arqueología genética quizás podamos saber la fecha y lugares exactos de esta migración remota que trajo la enfermedad a las costas del Perú.

Deja un comentario