Ser sanitarista, un sentimiento que se lleva en la piel

Bienvenidos al poco conocido mundo de quienes arreglan caños, tuberías, bombas y cloac

Deja un comentario