La maleta de mano perfecta.

Septiembre ya llegó hace unas semanas y, ¡ya echamos en falta el turismo y la desconexión de las vacaciones! Se acaban las largas vacaciones de verano para dar paso a las escapaditas de fin de semana. Aún hace buen tiempo, algunos todavía no tenemos mucho que estudiar y otros se han propuesto no verse este año, de nuevo, atrapados por la rutina.

A pesar de las ganas de irnos de fin de semana, hacer la maleta muchas veces supone un estrés debido a la falta de tiempo. En mi caso, el estrés no aparece al empezar a hacerla sino al acabarla, ya que siempre temo olvidarme algo.

Como solución, he hecho una lista para imprimir que incluye todos los “imprescindibles de fin de semana” para que, vaya a donde vaya, no se me olvide nada. Podéis descargar esta lista a continuación e ir tachando al hacer la maleta.

mi maleta

Otro problema típico a la hora de hacer la maleta es como organizarla para que quepa todo y que, además, no se descoloque la ropa al sacar algo. Desde mi experiencia, la mejor manera de doblar la ropa es haciendo “rollitos”. Muchas veces doblamos o dejamos estiradas las blusas y las camisetas para intentar que se arruguen lo menos posible. Sin embargo, he llegado a la conclusión de que la ropa se arruga menos cuando las enrollamos. Los pantalones, por ejemplo, es mejor guardarlos estirados porque, al ser de un tejido grueso, abultan más. Las faldas largas y vestidos pueden doblarse como un “rollito” también.

A continuación, os dejo la secuencia de pasos de como rellenar la maleta de mano perfecta para que nada se arrugue ni descoloque al ir sacando ropa.

flowers& plants.jpg

Espero que este post os haya sido de utilidad y os facilite un poco la hora de hacer la maleta. ¡Buen viaje! ;)

Deja un comentario