Guía de Viaje: Me fui a una Isla Grande!

Cuando muchas personas piensan en vacaciones, sueñan con aguas tranquilas, sol pleno y cenas románticas frente al mar/montaña. Pttsss… yo también quiero pensarlo de vez en cuando, pero la mayoría de las veces termino caminando por senderos durante horas, me aguanto solo 20 minutos en una playa sin moverme a otra y el untarme de bronceador me fastidia bastante.

ISla G9

Después de un tiempo sin vacaciones decidimos ir a relajarnos y buscar la paz y calma que siempre anhelamos y nunca logramos por ser demasiado inquietos.

ISla G17

Quiero la paz de ese cachorro!

Tengo una fascinación por las Islas (esta sería mi Isla número siete), no se que magia despierta en mí, pero siempre es una opción dentro de mis vacaciones, y suelo ir a la Ciudad más cercana unos días y luego aventurarme en lo desconocido:                Continente + isla = Felicidad!

Isla G25

Así que para obligarnos a descansar y por recomendación de amigos fuimos a una Isla que se encuentra a unos 150km al sur de Rio, esta Isla es Ilha Grande.

IslaG1

Por cuestiones de seguridad decidimos darnos la vacuna de la fiebre amarilla aunque no la pidieran en migraciones, pero gracias a la investigación previa, dimos con algunos casos de contagio en el verano pasado y preferimos prevenir que curar, de hecho y lamentablemente la mayoría de los monos murieron por esta enfermedad el Enero pasado.

Isla G24

 

La isla tiene mucha historia, y es interesante recorrer lo que alguna vez fue una cárcel para los criminales mas peligrosos del país, una especie de Alcatraz Sudamericano,  previo a eso, desembarcaban a los enfermos que venían del extranjero antes de su arribo a Río y que también se transformó en una colonia de Lepra. Hoy la Isla es muy segura, la gente vive con sus puertas abiertas y podes caminar por las pequeñas calles en cualquier horario.

Isla G20Isla G19Isla G18

Lejos quedaron esos días, hoy es considerada el Caribe Brasilero y tiene en su haber una de las playas más lindas de Brasil y del mundo según varios anuncios de Internet.

Isla G10Llegamos con lluvia y la lancha que nos llevaba de tierra firme a la Isla tenia prisa, por poco nos volamos, de la emoción que teníamos no nos importo ni el frío ni el agua. De pronto en medio del mar el capitán apago los motores y comenzó a los gritos: -“Baleia, Baleia” – Nos agolpamos todos en la proa y la vimos, nadando ahí a nuestro lado, asomando su aleta y cola hasta desaparecer. El hombre al mando del barco estaba tan excitado que nos dimos cuenta que no era habitual ver este tipo de espectáculo.

Isla G12

La Isla es pequeñita, su “centro” debe ser de cuatro cuadras aproximadamente, las calles son de arena y no hay vehículos, solo bicis y unos maleteros que te llevan las valijas en un carrito hasta el hotel.

Isla G16ISla G15

Nosotros no teníamos equipaje, decidimos viajar liviano (no calculamos que iba a hacer frío y llover la mayoría de los días, jaja). Nuestra Posada estaba subiendo el morro, cruzando un arroyo, que le daba al lugar ese constante murmullo de agua correr, inmerso en el medio de la naturaleza Pousada Ouro Verde lejos de los lujos era un hogar muy muy cálido.

Isla G5

Rita su anfitriona te esperaba todas las mañanas para darte los buenos días, convidarte con un rico y casero desayuno, recomendarte senderos y excursiones. Ella es carioca pero amante de su nuevo hogar, es una local que sabe que agasajar.

Isla G6

Lamentablemente los 6 días que teníamos destinados a este paraíso nos aguó muchos de los planes y nos obligo a descansar, no hay mucho para hacer en la isla si esta lloviendo, y no hablamos de una lluvia tropical, vamos, que de esas ya las he visto y se van tan rápido como vinieron, no, no, esta lluvia era intensa y constante durante todo el día y toda la noche.

Isla G3

Pero en los días que pudimos aventurarnos en la Isla la pasamos en grande. Hay muchísimos senderos, gran parte largos y agotadores, pero al llegar a las playas que detrás se esconden te llena de emoción haber caminado durante todas esas horas.

Isla G13

Gracias a la constante lluvia, algunos de los senderos se encontraban con mucho barro y esto se tornó en turismo aventura, tanto así que terminé haciendo culi-patín en la Trilha de San Antonio, una playa escondida al lado de Lopes Mendes.

ISla G22

A estas dos playas llegamos gracias a una lancha lenta que demora unos 40 minutos (también hay lanchas rápidas que demoran cerca de 20 minutos), te dejan en una playa donde comienza el sendero a Lopes Mendes, la gente se agolpa para ir subiendo el morro, esta Trilha no es tan complicada (si no hay barro) y dura aproximadamente 30 minutos.

Isla G23

Nosotros a mitad de camino nos desviamos a la Playa de San Antonio, este sendero es mucho más selvático y no tan conocido, parece que nadie hubiera caminado ese sendero en años, arboles caídos y lianas por todos lados, las plantas te rozan y te hacen sentir en pleno Amazonas, la playa al llegar parece privada de lo pequeña que es.

Isla G11

Lopes Mendes por su parte, para mi fue la más linda de todas (ojo! no pude conocer todas), no se si es porque justo salio el sol y hasta nos dieron ganas de meternos al agua, pero la verdad es que, es extensa, la arena es tan finita que parece harina y el agua estaba ideal.

Isla G26

Para llegar a Dois Rios caminamos 2 horas ida y 2 horas vuelta, mis zapatillas de agua terminaron en la basura (ya tenían unos cuantos viajes encima) porque se me desarmaron por el camino de tanto barro y agua, jaja, pero valió la pena llegar a un pueblito fantasma, donde quedan alrededor de cinco familias viviendo. Este sitio fue abandonado luego del cierre de la cárcel, las personas que trabajaban ahí tuvieron que migrar en busca de alguna otra forma de subsistir, dejando detrás propiedades, escuelas, plazas, iglesia y demás.

ISla G8Isla G7

Nos quedaron muchas cosas por hacer, el clima no ayudó, pero lo que pudimos ver nos encantó. Muchas de las personas con las que hablamos en el lugar y luego en Rio nos dijeron que suele haber frecuentes lluvias y ahora teniendo esta información y buscando en la web dicen que hay alrededor de 180 a 200 días despejados por año, lo que me da solo la mitad del año despejado.

Isla G14

Si llueve, se puede disfrutar de unas Caipirinhas 2×1

Mi recomendación para este tipo de viaje es que NO dejen de conocer la Isla porque es hermosa, pero quizás lo bueno sería ir a Río (nosotros fuimos luego de la Isla), y estando en Río sin reserva completa de hotel, chequear el clima de la Isla y si ésta promete sol, aventurarse en ella unos días para disfrutarla a pleno. Porque muy a mi pesar, si llueve no hay nada para hacer y la mayoría tiene pocos días al año para descansar o disfrutar.

ISla G21

Nos vemos por ahí!

Pousada Ouro Verde : Rua do Bicão, sem número | Pousada Ouro VerdeVila do Abraao, Angra Dos Reis, Ilha Grande, Estado de Río de Janeiro 23968-000, Brasil

 

 

 

Deja un comentario