Viajes nocturnos

Era de noche, estaba parada en la estación de ómnibus a la espera del próximo colectivo con destino a Capital. Me encontraba impaciente y con ganas de abandonar aquella vieja estación, los segundos pasaban lentamente.. Mi ansiedad aumentaba.. había decido prender un cigarrillo para matar el tiempo..  Me detuve por un instante, “debía hacerlo”.. Y me di cuenta que muchos ojos en aquel lugar me estaban observando. No supe la razón, no creo ser culpable de nada.- Quizá la única culpa que deba asumir es haber dejado de lado aquella vieja ciudad para comenzar de nuevo, No lo sé. Sin embargo me encontraba en aquella vieja estación, la cual dejo en mi demasiados recuerdos, entre ellos: viajes, abrazos, sonrisas, llantos, experiencias, sueños.. Y tocaba otra vez la hora de dejar de nuevo aquel lugar, el cual tenia como obsequio un montón de miradas extrañas, las cuales no pude descifrar.. Momentos en los que la vida nos muestra Esos pequeños detalles que tienen los viajes nocturnos que no se pueden descifrar”.

Decía: Ángela Becerra “Hay veces que la vida cruza en tu camino cosas maravillosas, que aparecen porque sí, que no buscas y sin embargo encuentras; y en tu mano está entonces aprender a valorarlas como se merecen . A veces se trata de personas, a veces de pequeñas cosas, a veces momentos fugaces…”

 

Deja un comentario