Puente de A Ramallosa | Leyenda

El puente de A Ramallosa, cruza el Río Miñor que divide los municipios de Nigrán y Baiona.

Su construcción data del siglo XII con sillares graníticos, conservando aún su esencia medieval.

Debajo del puente hay un peto de ánimas que representa a las ánimas en pena. Hasta hace pocas décadas junto a este puente se celebraban ritos relacionados con la fertilidad. Según la tradición, leyenda, la mujer encinta que no lograra hijos viables conjuraba a un hado adverso vertiendo sobre su vientre agua del río. La conjura, para ser efectiva, debía realizarse a las 12 de la noche, debiendo apadrinar a la criatura, la primera persona que atravesara el puente después del conjuro.

Deja un comentario