Lo que debes saber antes de viajar a Copenhague

Copenhague es una ciudad cosmopolita, con una buena oferta cultural y llena de atractivos. Olvídate de la sirenita. No es más que un tópico que a todos decepciona cuando la ven, y céntrate en sus canales, los palacios, jardines, iglesias, torres con vistas insuperables y sus rincones alternativos.

¿Qué necesitas saber si vas a viajar a Copenhague?

Hora: es la mismo que la de España.

Horarios: tendrás que cambiar un poco el chip. Entre las 18 y las 19 estarán cerrados casi todos los comercios. Muchos supermercados lo harán a las 20:30. Respecto a los restaurantes te diré que hay de todo. No tendrás problema en comer en uno de cadena casi a cualquier hora, pero el resto dará comidas normalmente hasta las 14:30 y las cenas hasta las 21.

Moneda: la corona danesa se identifica con las letras dkk. Un euro son 7,46 dependiendo del cambio.

Precios: Copenhague es caro, igual que el resto del país. Sobre todo la hostelería. Si estás varios días necesitarás alternativas a los restaurantes. Los supermercados tienen precios más elevados, pero no notarás tanto la diferencia con España como en los bares. Cafés (hasta 4 y 5 € en el centro), cervezas y refrescos tienen un precio elevado. Las propinas suelen venir siempre incluidas en la cuenta.

Clima: no hace falta que te diga que aquí hace frío, mucho frío, helador en invierno y en buena parte de la primavera y el otoño. Julio y agosto son los mejores meses para viajar a la capital de Dinamarca. También es cuando hay más gente, pero no pienses en una masificación como la de Barcelona. Mayo, junio, septiembre y octubre son buenos meses también. Esos sí: mete el paraguas y el impermeable en tu maleta; llueve un montón.

Documentación: con tu DNI, si eres español,  es suficiente.

Idioma: el danés es difícil, casi ininteligible. Pero no te preocupes, en Copenhague casi todo el mundo habla un inglés perfecto, mucho mejor que el tuyo y el mío.

Viajar a Copenhague en verano

Curiosidades para preparar tu viaje a Copenhague:

Ahora que ya conoces lo básico pasamos del nivel principante al avanzando. A continuación te voy a contar unas cuantas curiosidades que te pueden resultar prácticas para planificar tus rutas. Lo que te recomiendo es que el primer día hagas como yo y realices un freetour en español en Copenhague. Puedes reservarlo pinchando en este enlace.

1- En la ciudad de Copenhague no hay edificios antiguos:

Debido a los incendios no hay casas medievales. Los edificios más antiguos son posteriores a 1600 y ya están construidos en piedra. Durante muchos años Copenhague solo tenía construcciones muralla adentro. En 1900 es cuando llega el boom en Vesterbro y Norrebro, los barrios más alternativos de la ciudad junto a Fredieksberg, donde yo me alojé y que te recomiendo especialmente.

Viajar a Copenhague sin saber danés

2- Los canales de Copenhague son de agua salada:

Los canales han sido durante siglos el acceso directo al mar para los habitantes de København —así es como se dice Copenhague en danés—. El más famoso de todos es el de Nyhavn. Es uno de los puntos más visitados de la ciudad. Sus casas de colores son el photocall ideal para tus fotos de Instagram. Hay muchos restaurantes y bares que hacen que hay mucha animación durante todo el día.

Esta zona del Barrio Rojo de Copenhague se empezó a revitalizar a partir de los años 70 cuando trajeron los barcos para una exposición. Se rompió el puente y se tuvieron que quedar y desde entonces siguen ahí.

Desde aquí salen cruceros para recorrer la ciudad desde el agua. Los hay de diferente duración y precio. Pincha en este enlace si quieres reserva uno.

Tips para Viajar a Copenhague

3- Una ciudad llena de estrellas Michelin:

Como te he contado antes, Copenhague es una ciudad donde la gastronomía es importante. El Noma ha sido durante muchos años considerado el mejor restaurante del mundo. Su nombre venía de la combinación entre Nordic y Mad —comida en danés—. Su chef era René Redzepi, el cocinero que está liderando la nueva cocina nórdica. Desde 2017 está cerrado.

Otros restaurantes reconocidos con estos galardones gastronómicos son el Geranium, con tres estrellas, y el AOC, con dos. Con una hay otros trece locales.

4-Carlsberg, la cerveza danesa que esconde rivalidades familiares:

La historia de la cervecera Carlsberg es la de una rivalidad familiar que ni en Juego de tronos. Los Carlsberg, el padre y el hijo, se llevaban pero que Ragnar y Rollo de la serie Vikingos.

J.C. Jacobsen la fundó y su hijo Carl le puso el nombre. Pelearon en los tribunales por la propiedad de la marca y fuera de ellos por conseguir la mejor cerveza. Su lucha se extendió a los laboratorios lo que favoreció avances en la fabricación. También pugnaron por ver quién de los dos era el más filantropo y de eso se benefició la ciudad de Copenhague. La Glyptotek y la mencionada sirenita son dos buenos ejemplos.

Resultado de imagen de carlsberg

55.676097
12.568337

Deja un comentario