Volar por encima de las nubes.

Volar por encima de las nubes y sentir paz, la tranquilidad de que nada puede ir mal, saber que siempre acabará saliendo el sol, que es cuestión de tiempo.

Volar por encima de las nubes y sentirte libre, plena, más viva que nunca.

Volar por encima de las nubes y no pensar en nada, cosa que siempre hacemos y a veces nos afecta más de lo normal.

Volar por encima de las nubes y no tener miedo, no asustarte de nada, volver a verte fuerte y sobre todo, capaz de todo. (Valga la redundancia)

Volar por encima de las nubes e imaginar el viento en tu pelo, el frío en tu cara, y la sonrisa en tus labios.

Coraje, libertad, felicidad.

Y volar, volar, volar y sólo eso. No quiero más.

Tampoco es que lo necesite.

Deja un comentario