Escáneres Corporales empiezan a funcionar en los aeropuertos

El pasado 25 de diciembre, un joven de origen nigeriano que iba en el vuelo de la compañía Northwest Airlines, de Amsterdam a Detroit, fabricó un potente explosivo que ocultó cosiéndolo a su ropa interior. Los sistemas de seguridad del aeropuerto no lograron detectarlo. En el interior del avión y a mitad de camino, lo hizo explotar generando llamas que, tras momentos de pánico, fueron apagadas.

Esta noticia ha sido el punto de inflexión para muchos países en cuanto a sistemas de seguridad en los aeropuertos. Si incidentes como el del vuelo a Detroit no se pueden evitar con los arcos detectores de metales como los que hay ahora, se tendrá que valorar si haciendo uso de nuevos controles, la seguridad aumenta.

La nueva propuesta se llama: escáner corporal. Este aparato de nueva tecnología es aparentemente similar a una cabina de bronceado. Pero en este caso, transmite frecuencias cuyas ondas ilimétricas atraviesan la ropa del pasajero y dibujan en una pantalla su cuerpo desnudo, en tres dimensiones. El proyecto de instalar escáneres corporales ha creado un debate abierto entre los distintos países, no sólo europeos, sino de todo el mundo. Los defensores de los derechos humanos advierten que esta propuesta atenta contra la privacidad de las personas ya que las muestra desnudas.

escaneres corporales

Puede por miedo a otro suceso como en del día de Navidad del año pasado, muchos países han decidido instalar los escáneres corporales.

Holanda anunció que será el primer país de Europa en hacer uso rutinario de este polémico dispositivo. Las cabinas se instalarán en el aeropuerto holandés de Schiphol, en un principio.

Reino Unido se suma a la instalación de los escáneres corporales. El primer ministro británico, Gordon Brown, ha ordenado una revisión y renovación del sistema de seguridad en los aeropuertos del Gran Bretaña. Los aeropuertos de Manchester y Heathrow ya disponen de escáneres corporales funcionales. Además los siguientes aeropuertos de Londres; Lutton, Gatwick o Stansted dispondrán de los nuevos aparatos en muy pocos meses.

En Italia, el jefe de la diplomacia, Franco Frattini, ha defendido el empleo de escáneres corporales en las terminales y las autoridades ya han anunciado que serán instalados en los aeropuertos Fiumicino, de Roma, y Malpensa, de Milán.

Francia también instalará en pocos días escáneres en dos de sus aeropuertos: Charles de Gaulle y Orly. A modo de prueba, los dispositivos sólo se usarán para los viajeros que se dirijan a Estados Unidos.

El Gobierno de Suiza está en contra de instalarlos, pero las autoridades aeroportuarias creen que sería la mejor opción. Los expertos opinan que, si los escáneres acaban imponiéndose en el conjunto de la UE, llegarán también a Suiza. El aeropuerto de Zúrich, uno de los más importantes nudos europeos de conexiones intercontinentales, puede que disponga de los aparatos en un plazo de entre dos y cinco años.

Alemania y España, por otra parte, prefieren esperar a ver los resultados en otros países antes de decidirse a instalarlos en sus aeropuertos principales. En nuestro país, Castellón podría ser el primer aeródromo que usara los escáneres corporales.

En Estados Unidos ya se usan en la actualidad este tipo de escáneres en 19 aeropuertos del país. El Aeropuerto Internacional de Miami, cuenta con cuatro de esos aparatos, que son utilizados sólo en sustitución del registro físico que las autoridades realizan en aquellos casos de pasajeros que consideran que deben ser revisados más a fondo por alguna razón.

Después del fallido atentado del vuelo a Detroit, la Autoridad de Aviación Civil de Nigeria comenzó a adquirir escáneres corporales para usarlos en todos los aeropuertos internacionales del país.

Deja un comentario